El Sistema de Posicionamiento Global, más conocido como GPS, es un sistema de radionavegación basado en el espacio, que brinda información sobre navegación, posicionamiento y cronometría. Este sistema de localización y las tecnologías que lo incorporan,  han crecido y se han perfeccionado de forma exponencial en los últimos años gracias al uso de los dispositivos móviles.

 

El GPS llegó para favorecernos con un sin fin de ventajas, lo cual lo llevó a desarrollarse y convertirse en una herramienta necesaria de recopilación de datos a los cuales se puede acceder desde cualquier lugar y horario, sin límite de usuarios a la vez.

 

Aplicados a la logística y el transporte de cargas, los dispositivos GPS permiten monitorear información, obtener estadísticas útiles para medir el trabajo de los choferes, controlar los recursos que se consumen y encontrar puntos de mejora.  

En el caso del transporte de mercancías en trayectos largos, la localización mediante GPS es muy importante para la seguridad de los transportistas, ya que permite a la empresa enterarse al instante si un camión sufrió algún percance, logrando con esto que  un eventual accidente o desperfecto mecánico sea detectado en el momento en que ocurre, permitiéndose la toma de medidas inmediatas para dar solución al inconveniente a tiempo. Por supuesto, este control sirve también para detectar robos y hurtos.

 

Una de las mayores ventajas del GPS es la posibilidad de obtener datos que permitan analizar cuánto rinde el combustible, ya que lleva la cuenta del kilometraje y el tiempo, lo que en el caso de CamionGO,  permite a los transportistas tener la claridad de lo que deben considerar como inversión a la hora de  aceptar una oferta, abaratar costos y con ello aumentar la ganancia.

 

Con el GPS, la empresa puede saber el tiempo de inactividad de un vehículo, si se condujo superando los límites de velocidad permitidos, las rutas que se utilizaron  y otras conductas similares.

 

En términos de productividad, el GPS permite una organización tal que puede reducir notablemente el tiempo de trabajo. Conocer la situación de cada mercancía o paquete, hace que la gestión sea mucho más ágil, eficaz y precisa. También reduce la necesidad de comunicación con los vehículos a fin de conocer su ubicación o el tiempo que tardarán en realizar una entrega. Además, elimina el tiempo en que un camión se traslada sin carga y minimiza los errores humanos asociados a esto. Por ejemplo; la llegada del camión a un punto de entrega libera la posibilidad de que este pueda ser utilizado aceptando una nueva oferta de carga, y con ello, optimiza el tiempo de trabajo, las rutas y fomenta la conducción eficiente.

Los dispositivos GPS, según la aplicación con la cual estén siendo utilizados, incorporan la posibilidad de identificar al conductor del camión. En el caso de CamionGO la empresa solicitante está en conocimiento de quién transporta su carga, por lo que puede analizar los diferentes indicadores de conducción de cada transportista y establecer sus preferencias ante nuevas contrataciones, mejorando con esto la productividad de su empresa.

 

En cuanto a consumo, la tecnología  GPS incorporada a algunos vehículos,  permite contabilizar el consumo de combustible  a partir de los factores que influyen en este campo, almacenando información sobre el tiempo que permanece el camión parado con el motor encendido, la cantidad de aceleradas y frenazos bruscos, las revoluciones por minuto, la velocidad de conducción y distancia recorrida. A partir de todas esas cifras, los transportistas de carga  pueden evaluar su eficiencia energética y trabajar para contribuir positivamente al cuidado del medioambiente y a la vez disminuir costos.

En el sector del transporte ésta tecnología ya está consolidada y sus posibles aplicaciones son casi infinitas. El futuro del transporte de carga se basa en camiones autónomos y rutas automatizadas asociados siempre a un manejo de la flota de forma satelital. Hoy en día  algunos vehículos  incorporan un GPS de acceso remoto de fábrica, sin embargo la mayoría utiliza ésta tecnología incorporando dispositivos externos y sin duda en los próximos años surgirán nuevas formas de sacarle provecho, porque en todos los casos, la finalidad de su utilización es la misma: mejorar la gestión y aumentar la productividad.

Share This