La promulgación de la ley de pago a 30 días, busca beneficiar a más de 1 millón de micro, pequeñas y medianas empresas del país. La iniciativa consiste en definir un plazo real y determinado para el pago de facturas tanto en la entrega de despachos como de servicios de las mipymes.

Pero también, cuando esté en régimen hará que Chile pase de la posición número 27 en el plazo de pago a proveedores de mipymes, al lugar 14 entre 30 países desarrollados, situándose en la misma posición de Lituania. Esto de acuerdo a un informe elaborado por Jorge Hermann, de Hermann Consultores. De acuerdo al reporte, que se basó en datos de la Bolsa de Productos de Chile y el Informe de Pago Europeo 2018 (Intrum) para el primer trimestre del 2018, permitiría además que Chile se sitúe por debajo del promedio de países desarrollados que hoy es de 34 días en el pago de facturas a las mipymes.

Sin embargo, para empezar a ver a Chile en esos lugares todavía falta, ya que la aplicación de la normativa sería al cuarto mes de su publicación en el Diario Oficial y durante los primeros dos años de implementación, el plazo máximo de pago será de 60 días y quedará en 30 días a partir del mes 25 de su publicación. En el caso del sector público, respecto a intereses, comisiones moratorias y régimen de responsabilidad, la ley comenzará a regir un año después de su publicación, mientras que en el sector salud y municipalidades, los nuevos plazos de pago comenzarán a operar desde el mes 29 de publicada la ley en el Diario Oficial.

Similar a Europa

“Cuando la ley esté en régimen en dos años más con 30 días de plazo de pago, Chile debería estar en el promedio de plazo de pago de Europa y similar a Reino Unido que se ha preocupado bastante en crear una cultura de pago responsable”, explicó Hermann.

Según la comparación que estudió a Chile y 29 países europeos, Letonia es el país que menos demora en el pago de facturas con 18 días, seguido por Estonia con 19 días e Irlanda con 20. En cambio, los países que están más rezagados en su cumplimiento, se encuentra Portugal en el último lugar con 65 días, y Bosnia y Herzegovina e Italia con 56 días.

Según el informe, entre los problemas más frecuentes que se constataron en el pago atrasado de las facturas a las mipymes, se detectaron pérdidas de ingresos que dificulta el crecimiento de la empresa, aumentan los costos de la tasa de interés, no pueden contratar nueva mano de obra, se retrasan en los pagos a sus proveedores, no alcanzan a pagar la planilla de empleados y se deben sobre endeudar debido a que deben pagar sobregiros.

Hermann resaltó otra modificación que introdujo la ley, la cual se relaciona con el registro de acuerdo entre las partes. “El registro será clave para saber cuántas de las cerca de 500 millones de facturas que se emiten en un año son pagadas sobre los 30 días y permitirá visibilizar a los malos pagadores, permitiendo crear el “Salón de la Vergüenza”, similar al “Hall of Shame” del Foro de Negocios Privados en Reino Unido, que busca resaltar la mala práctica comercial e incentivo a las empresas a reconsiderar la forma de hacer negocios”, afirmó.

Fuente: La Tercera

Fotografía: Telemundo

Share This